Guía, un día en Viena

publicado en: Europa | 0

La ciudad de Viena es una de las capitales más monumentales y señoriales del mundo. No es una ciudad demasiado grande como París o Londres pero no tiene nada que envidiar a estas últimas en cuanto a atractivos turísticos se refiere.

Normalmente en las guías de viajes siempre encontramos itinerarios de varios días pero en este caso seguro que a mucho de vosotros os sirve una guía de solo un día en Viena. Sobre todo si estais de paso en dirección a Praga o a Budapest.

viena_palacio

Viena esta localizada en una excelente situación ya que se encuentra entre República Checa y Eslovaquia y a un tiro de piedra de Hungría por lo que igualmente no servirá de base para visitar estos lugares.

Qué hacer un día en Viena?

Lo primero que debemos hacer es conseguir el abono de transporte por 24 horas, cuesta 7.20€ y nos permite utilizar todos los transportes públicos en la ciudad (metro, autobús y tranvía). Lo primero que debemos hacer es visitar el centro, la catedral, la opera, el ayuntamiento y la milla de hora de la ciudad. Para ello la mejor parada es Stephansplatz situada justo enfrente de la catedral. Podemos continuar en dirección a la Opera mientras vemos las múltiples calles laterales o las tiendas de lujo que encontramos a nuestro paso.

jardines_schonbrunn

Una vez en la Opera podemos continuar nuestro paseo por el centro hasta Neue Burg dónde disfrutaremos de unos maravillosos jardines y un jardín botánico gratuito que merece la pena visitar.

Quizás sea el momento de una parada para comer o tomar un aperitivo, por esto lo mejor es continuar hasta una de las calles principales Mariahilfer Straße dónde están la mayoría de las cadenas de restaurantes y tiendas. En sus aledaños encontramos igualmente la parte más bohemia de la ciudad.

Para el resto del día aún nos queda visitar el palacio imperial, uno de los indispensables de la ciudad. La parada de metro en este caso será Schönbrunn.

fuente_viena

Quizás mejor que el propio palacio o su interior lo más destacable son sus jardines en los que podemos pasarnos horas. Los jardines son gratuitos pero el palacio no lo es.

El resto del día lo podemos dedicar a disfrutar de sus calles sin rumbo fijo y cenar en un típico restaurante Vienes.

 

Dejar una opinión